“Primum non nocebere” es una frase debida a Hipócrates y es la norma más antigua del ejercicio de la medicina y por ende del ejercicio de profesiones relacionadas con la salud.

Se podría traducir por “Primero no hacer daño. Sobre todo no hacer daño. Ante todo no hacer daño.”

Más allá de las aplicaciones iniciales que podríamos pensar, me gustaría compartir con vosotros las reflexiones de D. Arturo Goicoechea, Jefe de Neurología del Hospital Santiago de Vitoria. De él aprendí que el conocimiento es fundamental para nuestros pacientes y nuestra obligación como fisioterapeutas es además de tratar, enseñar.

Para mas información pinchar AQUÍ para ver el artículo completo de Arturo Goicoechea.