Favorecemos tu recuperación

La terapia manual se basa en técnicas no invasivas

En la primera consulta realizamos una evaluación de la situación del paciente: sus dolencias, antecedentes, nivel del dolor, extensión…
La evaluación fisioterapéutica determinará el tratamiento que se ha de aplicar.

Es aconsejable solicitar cita ante las siguientes patologías o dolencias:

Disfunciones miofasciales. Falta de la correcta función estabilizadora que altera el funcionamiento de la estructura corporal. Ya que la fascia es un tejido continuo, cualquier cambio en una parte del cuerpo genera restricciones en zonas distantes.

Cervicalgias, cefaleas, dorsalgias, lumbalgias, ciáticas, pubalgia. De diversos orígenes, latigazo cervical, deportes de impacto, dolores posturales…

Tendinosis, tendinitis, esguinces, hombro doloroso, dolor crónico.

Artrosis, artritis.

Bursitis y trocanteritis. Síndrome del piramidal.

Fascitis plantar, espolón calcáneo.

ATM y dolor orofacial, articulación temporomandibular. Tratamiento desde el abordaje de la región craneal, cervical y mandibular, sin olvidarnos de su relación con la cintura escapular.

Desbalances del sistema craneosacro. Origen de algunas disfunciones motoras, sensoriales o neurológicas.

Linfedemas primarios y secundarios. Edema premenstrual y edema venoso del embarazo. Edema venoso postural y varices.